Los suplementos de pre-entrenamiento o directamente “pre-workout”, están destinados a incrementar en cierto modo nuestro rendimiento a la hora de realizar nuestra sesión deportiva.

Dentro de los beneficios que podríamos experimentar se encuentran:

  • Incrementar la energía y rendimiento
  • Retrasar la fatiga
  • Aumentar la concentración
  • Mejorar el transporte de nutrientes

En algunos incluso las ganancias y el desarrollo muscular van indirectamente asociados, dado que si somos capaces de incrementar el rendimiento, esto provocaría un mayor estímulo, lo que se traduciría en un mayor desarrollo, si respetamos las demás variables asociadas (nutrición y descanso).

A primera vista, se podrían considerar una buena herramienta para dar el máximo de nuestro potencial en cada entrenamiento, y así maximizar el desarrollo en cuestión. Pero lo cierto es que realmente debemos saber cómo tomarlos, y no ser un producto asiduo en nuestra suplementación.

En lo que a toma de suplementos pre-entreno se refiere, el mejor consejo es dejarlos exclusivamente para los días que verdaderamente los necesitemos, y no por costumbre.

¿De qué se componen los suplementos pre-entreno?

Los ingredientes más comunes que se encuentran en un suplemento de este campo, serían entre otros:

Estimulantes del sistema nervioso, como la cafeína, extracto de té verde,… Su cometido sería retrasar la fatiga, disminuir en cierto modo el cansancio que aparecerá transcurridos unos minutos, sobre todo si la actividad es demandante…

Potenciadores del rendimiento, como la beta-alanina, creatina, citrulina malato,… La creatina aparece en muchos de estos productos, y pese a que su actuación no es por plasma sanguíneo, va a dejar los depósitos de ATP repletados. La beta-alanina y citrulina malato son sustancias que permiten incrementar la duración del ejercicio, interceptando el ácido láctico, y fomentando su reciclaje y posterior uso energético. Se conoce como elementos que evitan el “tampón láctico”.

Incrementadores de la concentración, basados en extractos herbales como ginseng, otros son potenciadores de las conexiones neuronales, como la l-tirosina, colina bitartrato…

¿Cuándo utilizar un suplemento pre-entreno?

limitaría el uso de estos productos para días de máxima exigencia, y cuando nuestra capacidad de concentración se encuentre algo mermada por factores externos, y que con todo ello, físicamente veamos que verdaderamente podemos ir a entrenar.

Un error muy frecuente es el “abuso” de los suplementos de pre-entreno, y razón por la cual su eficacia se va perdiendo progresivamente.
Para entender esta cuestión, vemos cómo actúan los estimulantes en nuestro sistema (cuerpo):

  • Al tomar cualquier sustancia estimulante, como es el caso de la cafeína, nuestro organismo reacciona llevando un mensaje al cerebro, y este permite la liberación de adrenalina al torrente sanguíneo. Esta sustancia es generada por las glándulas adrenales, situadas encima de los riñones.
  • Efectos notorios son el aumento de la presión arterial, la frecuencia cardíaca, respiración,…, nuestro cuerpo asimila esta situación como si de un estado de alerta se tratara.
  • La adrenalina pertenece al grupo de las catecolominas, las cuales actúan directamente sobre nuestro sistema nervioso central, y a consecuencia de ello el cuerpo se capacita para mejorar el uso de su potencial, dando un mejor desempeño en fuerza y resistencia, y mejor aguante al dolor.
  • El incremento de las catecolominas va unido a la liberación de dopamina, y generando una sensación “virtual” de mayor estado energético.

Esto parecería perfecto para mantenerlo en el tiempo, pero la realidad es que genera un gran desgaste a nuestro sistema (adrenales). Si mantienes tu dosis de cafeína llega un momento que te será necesario incrementarla o ni te enterarás…

Ello supone generar más estrés a tus glándulas adrenales, incrementando su trabajo, y resultando en un efecto casi nulo en rendimiento (no recibes ninguna mejoría por la sobredosis de cafeína).

Llegados a este punto, realizaríamos un “reset” o dicho de otra forma, suprimir todo lo que contenga estimulante del sistema nervioso, desde los propios productos de pre-entreno, hasta cafés, bebidas estimulantes comerciales…

Vamos a ciclar su uso, así conseguimos dar un respiro a nuestro organismo, y gracias a ello, cuando volvamos a introducir el estimulante, siempre de manera progresiva, lo veremos recompensado en forma de todos sus beneficios de cara al rendimiento deportivo.

 

Encuentra las mejores marcas en Pre entrenamientos en el siguiente link

http://powermuscle.cl/categoria-producto/pre-entrenamiento/

 

Fuente: http://blog.hsnstore.com/